Terapia génica: el arma del futuro contra el deterioro cutáneo

Desde la forma en que metabolizamos cada nutriente hasta como respondemos a cada tipo de activación o la tendencia a padecer acné en el rostro, todo está registrado en nuestros genes.

Las seres humanos somos gené ticamente idé nticos arriba un 99. 9% pero hay un 0. 1% restante que determina los factores que nos ejercen diferentes como son el color de ojos o el tipo de sangre, los riesgos que tenemos sobre desarrollar una enfermedad o nuestra predisposició n a manifestar signos de envejecimiento cutá neo de manera prematura.

Tras la secuenciació n del genoma humano en 2003 es posible « leer» esos genes (y sus variaciones cromosó micas) para desentrañ ar las predeterminaciones en comparación an influyen en la pé rdida de firmeza sobre la piel, la respuesta individual al ejercicio, nuestro velocidad metabó lica, el nú mero de calorí as exacto que cada persona precisa o, para colmo, la tendencia a « picotear» entre horas.

La noticia hoy es que algunos laboratorios han conseguido identificar nuevas mutaciones (o fallos) arriba nuestra piel y en nuestro organismo, y mi « herramienta» cientí fica nos ayudará a « reconducir» nuestro deterioro cutá neo , la tendencia an engordar…

Cuestió n de piel

Todos tenemos 2. 500 genes comunes en el piel, pero tambié n unos cuantos diferentes, implicados en el envejecimiento. Varias empresas se habí an lanzado ya a detectarlos, determinando 5 o 6 mutaciones.

El avance ha llegado de el mano de un equipo de cientí ficos españ oles del Parque de Investigació n de la Universidad Autó noma de Barcelona , liderado por el doctor José Marí a Garcí an Antó n , presidente de Prima-Derm (y autor de más o menos má s de 100 artí culos cientí ficos y 30 patentes internacionales en los campos cosmé tico, farmacé utico y alimentario).

La estudio ha localizado 35 variaciones gené ticas , el mayor nú mero hasta hoy en día. Las llaman SNPs (del inglé s Single Nucleotide Polymorphism) y permiten predecir có mo será la piel en el futuro. Evalú an los genes asociados a la predisposició n a desarrollar arrugas, intolerancia cutá nea, manchas, incapacidad de detoxificació n cutá nea e incluso algunos tumores.

Si pretende detectar la predisposició n gené tica a lí neas de expresió n se analizan 6 variantes en 7 genes relacionados con las microcontracciones faciales ; si pretende la intolerancia cutá nea son 2 variantes sobre 2 genes relacionados con la capacidad de reacció n frente agentes externos que, en caso sobre ser desproporcionados, llevan an una intolerancia cutá nea; y así sucesivamente.

Esta « lectura» se desprende de una muestra de saliva en comparación a se toma en la consulta de un perito, y que posteriormente se procesa en un laboratorio.

A este aná lisis ( one gen/0’1 ) se suma un test de estilo de vida y nutrició n, « porque no hay que descuidar el componente ambiental, que puede aumentar la incidencia», cuenta el doctor Garcí an Antó n. Y toda esta informació n se procesa mediante un complejo sistema informá tico y de algoritmos.

Los efectos y la informació n que se desprende son vá lidos de por vida. ¿ Para qué nos sirve todo esto? Para poder compensar las (d)efectos de nuestra huella gené tica. ¿ Có mo? Cambiando algunos há bitos que veremos en comparación a no nos convienen, y utilizando cosmé ticos a la medida de las necesidades de cada primero de nosotros.

En Prima-Derm , un laboratorio de cosmé tica molecular, llevan 25 añ os creando molé culas y pé ptidos que, entre otras cosas, inhiben la colagenasa. Para quienes no lo sepan, es la enzima que destruye el colá geno de nuestra dermis. Si esta enzima « circula» por nuestro cuerpo, por muchas cremas que utilicemos para reponer la colá geno, estaremos tirando el dinero porque la colagenasa lo destruirá de nuevo.

« Poseemos má s de 21 ingredientes activos patentados con el fin de recuperar la acció n ó ptima de las proteí nas cutá neas implicadas en el resultado del aná lisis -explica el doctor Garcí an Antó n- y esto hace que estos cosmé ticos sean infinitamente má s efectivos que los tratamientos convencionales».

Aunque aú n no está al alcance de todos los bolsillos. El monto de los aná lisis, má s el tratamiento cosmé tico para 45 dí as es sobre 800 euros. Los cosmé ticos de continuació n alcanzan los 400 euros e incluyen exfoliante, disolución, viales de activos concentrados y crema hidroprotectora.

Fuente: ABC Madrid