El adicción a las cirugías

Argentina, Venezuela y Brasil ocupan el ranking de los paí ses con mayor demanda sobre cirugí as esté ticas, seguidos por Estados Fusionados. Los avances en el á rea son continuos por otra parte la obsesió n por la perfecció n, arriba algunos casos, llega a ser extrema. Ya nadie son só lo los famosos lo que recurren al quiró fano: cada vez son má s los que se someten a cirugí as por otra parte tratamientos sin lí mites. ¿ Cuá ndo parar? ¿ Qué rol cumple el cirujano?

La adicció n a las cirugí as

El dato llaman el atenció n: la Argentina encabezan el listado sobre paí ses con mayor demanda de cirugí as esté ticas. Cada vez má s jó venes, y casi sin lí mites en las exigencias, se multiplican el nú mero de personas en comparación a se someten an estas prá cticas.

¿ Qué cambió?

En los ú ltimos cinco añ os, esta tendencia creció no solo entre las hembras sino tambié n en hombres y adolescentes. La aumento en la demanda de las cirugí as plá sticas ha hecho su explosió n, ante todo, en el sector masculino.

Pero, si bien se amplió el gé nero, tambié n se extendió el rango de edades. A pesar de en comparación an el sector que má s consulta va me inscriba los 30 y 55 añ os, actualmente la lí mite de edades se corrió hacian un grupo que oscila entre los 15 y las 85 añ os.

Un fenó meno que llama fuertemente la atenció n es el creciente consulta de mujeres entre 65 y 85 añ os, no tan inclinadas a las cirugí as, pero sí con una gran adicció n a los tratamientos, que en la actualidad son muchos y de los má s variados.

Las cirugí as má s pedidas segú n la edad

En lo que a mujeres hace por otra parte abarcando todas las edades, la que lidera la ranking de cirugí as es la de aumento de mamas. En las mujeres jó venes el sigue la lipoaspiració n y el tercer sitio se comparte entre la rinoplastia (operació n sobre nariz) y una lista interminable de tratamientos sobre piel.

Las mujeres de mediana edad acuden mucho a la abdominoplastí a (reducció n de panza), especialmente dentro del post embarazo, el mini lifting y la lipoescultura . En suma, las mujeres de mayor edad recurren mucho a las cirugí as de reposicionamiento de los tejidos: lifting facial , blefaroplastia (pá rpados), dermolipectomia sobre piernas (lifting de piernas) y tambié n reducció n de brazos y abdomen. Tambié n se someten an una interminable cantidad sobre tratamientos que ayudan al rejuvenecimiento de la piel y disminució n sobre arrugas con infiltraciones de Botox o acido hialuró nico.

¿ Y qué eligen las hombres ? Ellos son faná ticos de la lipoescultura, la cirugí a de pá rpados y el retoque de la papada cortésmente mentó n.

¿ Cuá ndo decir basta?

En muchas oportunidades, la adicció n a la cirugí an está í ntimamente ligada an un trastorno de el personalidad. Es responsabilidad del mé dico cirujano orientar al paciente an una psicoterapia y explicarle en comparación a, cuanto má s mute su cuerpo, mas insatisfacció n va an autogenerarse.

Si pretende tener en cuenta

En la actualidad, el campo de los tratamientos esté ticos se ha extendido para bien. Existe un enorme perico de soluciones que, si bien no remplazan an el cirugí a, ofrecen excelentes resultados sin pasar pasa quiró fano.

Los nuevos tratamientos cortésmente plasma propio, factor de crecimiento o radiofrecuencia, tienen sido un importante aporte.

-La radiofrecuencia produce excelentes resultados efecto lifting en cuello, rostro y brazos.

-Los rellenos de á cido hialuró nico rehidratan la piel desde adentro, dando un aspecto sumamente saludable y joven.

-Los nuevos peelings, logran que la dermis luzca mucho mejor.

-Los lá seres borran cicatrices de acné y rejuvenecen la dermis multiplicando el colá geno cientos de veces.

Existe una infinita gama de medicinan esté tica a nuestra disposició n. La clave está arriba elegir con responsabilidad el cirujano idó neo. El cirugí a plá stica existe para armonizar, embellecer y rejuvenecer. Lo importante es no traspasar la punto justo de equilibrio y la dosis sobre naturalidad que hace de ellan una herramienta si pretende lograr el ideal de belleza que cada primero desea.

La Dra. Mó nica Milito es mé dica especialista en cirugí a plá stica, esté tica y reparadora.

Fuente: EntreMujeres. com (Clarí n)