Dismorfobia, cuando la belleza se convierte en obsesión » Dermasthetic

Dismorfobia, cuando la belleza se convierte en obsesión

Por EME / 17 octubre, 2016

El psicólogo Jorge López Pérez Vallejo analiza este grave problema y detalla las claves para su solución

Vivimos en un mundo donde los cánones de belleza cada vez son más foco de nuestrobsesivabelleza1024os pensamientos y actuaciones. Existen personajes que sirven de aspiración para muchos de nosotros, siendo ejemplos de belleza concretos. Es positiva la ilusión por realizar cambios, retoques o mejoras y los avances médicos nos lo permiten de forma muy saludable, pero siempre con un control, ya que cuando ésta sensación va más allá, convirtiéndose en una obsesión y una transformación de la realidad, nos adentramos en un problema, donde el aspecto psicológico es clave y su tratamiento básico para un avance.

Jorge López Vallejo, psicoterapeuta y experto en Terapia Breve Estratégica analiza esta situación y da las claves para su recuperación. “Esto es un trastorno postmoderno que tiene una base fóbico-obsesiva. Su nombre es dismorfobia y es el miedo obsesivo a la propia apariencia física. Está en conexión con la noción postmoderna de que hemos avanzado tanto que podemos cambiar incluso lo aparentemente inmutable, como nuestra apariencia física y genéticamente determinada”.

La cirugía estética es en sí misma una ciencia útil y preciada, sin embargo, su utilización excesiva e impropia, puede volverla perjudicial y peligrosa. Cuando una persona se obsesiona sobre una peculiaridad estética que rechaza aceptar su atención se concentra siempre en esto. “La persona vive con este tormento a lo largo de todo el día, convirtiéndose en pánico a la vista del espejo o de una mirada de otros”. Afirma López Vallejo

COMIENZA EL PROBLEMA

Aquí ya existe un problema, donde el tratamiento psicológico es clave. En la mayoría de los casos, ese defecto estético es inexistente o insignificante, siendo únicamente una fijación mental que a menudo está conectada con problemas de relación con otras personas o un profundo sentimiento de inseguridad. La mente se agarra a un defecto estético para explicar los fundamentos de estos problemas y mantiene la ilusión de que una vez suprimido o modificado, todo volverá milagrosamente a su lugar y en algunos casos ocurre, hemos acertado, pero ¿si no es así?.

La persona, contenta con los resultados obtenidos, siempre puede encontrar algo más en su cuerpo que puede ser mejorado, por lo que entra en una trampa aparentemente sin salida. Comienza algo que le aporta ilusión de poder tener el control sobre su aspecto físico, pero en realidad se consigue el efecto contrario perder el control. Una intervención llevará a otra, después a otra, y así sucesivamente, haciendo que se viva en la constante necesidad de sedar las reacciones de pánico provocadas por la idea de tener un defecto estético. “Otra solución común que toman los dismorfofóbicos es el aislamiento del contacto social, con el fin de evitar el sufrimiento y las crisis de pánico, evitando alimentan el miedo y el problema es mayor”. Detalla López Vallejo

¿CÓMO SE PUEDE PONER FRENO? Analogía con las cajas chinas

“En Terapia Breve Estratégica trabajamos directamente y desde la primera sesión con la persona para provocar un cambio en su percepción incrementando el miedo de la paciente a entrar en un círculo vicioso sin salida, un miedo mayor que tapa el miedo menor”. Afirma López Vallejo

Como ejemplo, este caso real de una paciente Italiana tratada con la Terapia Breve Estratégica. Es un claro ejemplo, donde una bella mujer mediterránea de 23 años que ya se ha sometido a una operación de agrandamiento del seno, su cirujano plástico la recomienda tratamiento y se nieva a realizarle otra intervención quirúrgica que ella deseaba para, realzar el labio superior.

-Terapeuta: ¿Antes de agrandarte el seno, estabas convencida de que tenías que arreglarte también los labios, o esta idea se te ocurrió después de haberte arreglado el seno?

-Paciente: Mmmm…se me ocurrió después de haberme hecho agrandar el seno.

-Terapeuta: Por lo tanto, ¿tú has descubierto el defecto en tus labios solamente después de haber corregido otro defecto?

-Paciente: Sí, es correcto

-Terapeuta: Ok. ¿Conoces el juego de las cajas chinas? Abres una caja grande y encuentras una más pequeña; abres la más pequeña y encuentras otra aún más pequeña; y después otra aún más pequeña…Y así sucesivamente…Me gustaría que empezases a pensar que después de cada intervención quirúrgica correctiva que ha funcionado estarás abrumada por el deseo de realizar otra…y después otra más…y así sucesivamente… ¡es la intervención correctiva la que hace que tú crees nuevas cosas que corregir! ¿Conoces a Michael Jackson? Una buena solución, si se repite, a veces puede llegar a ser un problema.

Permíteme que te dé un consejo, en las próximas semanas diviértete mirándote en el espejo, cinco veces al día, cada tres horas durante cinco minutos. Coge un lápiz y un papel, y apunta todos tus defectos estéticos. Escríbelos y piensa en cómo podrías corregirlos. Es la manera perfecta de evitar el juego de las cajas chinas, ¿de acuerdo?

-Paciente: De acuerdo

La búsqueda de la solución en Terapia Breve estratégica consiste en que, a través del uso del diálogo estratégico, se hace sentir al paciente, y no meramente entender, que lo que estaba a punto de emprender no iba a solucionar el problema. Por el contrario, esto se convertiría en un problema que crearía otro problema, como en el juego de las cajas chinas, donde dentro de una existe otra. “La analogía con las cajas chinas es una imagen metafórica muy fuerte que representa muy bien la posible caída en un círculo vicioso con peores consecuencias posteriores. El impacto producido por el diálogo estratégico utilizado a lo largo de las primeras sesiones es tan inmediato y abrumador que los pacientes llegan a no reconocerse”. Concluye López Vallejo.

 

Sobre Jorge López Vallejo- Terapia Breve Estratégica, una psicología diferente:

 

La Terapia Breve Estratégica fue formulado por un grupo de científicos (psiquiatras, psicólogos, antropólogos) de la Escuela de Palo Alto en California en el Mental Research Institute (MRI), instituto líder en el desarrollo de la Terapia Familiar y la Terapia Breve Estratégica, que se ha convertido en el lugar donde ir para cualquier terapeuta que quería estar en la vanguardia de la investigación y la práctica de la psicoterapia. El modelo de psicoterapia breve estratégica evolucionada, desarrollado por Giorgio Nardone y sus colaboradores en el Centro de Terapia Estratégica (C.T.S.) de Arezzo (fundado por Paul Watzlawick y Giorgio Nardone) se caracteriza por haber establecido un conjunto de protocolos específicos para el tratamiento de diversos trastornos psicológicos. En los últimos 25 años, gracias a un proceso sistemático de “búsqueda-intervención”, el modelo ha demostrado ser un importante instrumento de conocimiento, aplicable en la resolución de numerosos problemas humanos, que abarcan desde el ámbito clínico al ámbito educativo y empresarial. Esta novedosa técnica es un enfoque original sobre la formación y la solución de los problemas humanos que se basa en fundamentos teóricos y práctica aplicativa en constante evolución sobre la base de la investigación empírica. Se trata de una intervención terapéutica breve (menos de 20 sesiones) que se ocupa, por una parte, en eliminar los síntomas o el comportamiento disfuncional por el cual la persona ha recurrido a terapia, y por otra parte, en producir un cambio de las modalidades según las cuales la persona construye su propia realidad personal e interpersonal.

Es una corriente científica y muy estudiada, pero aún es una gran desconocida. El enfoque estratégico de la técnica, se centra en que los problemas psicológicos como resultado del sistema de percepción de la realidad del individuo aportando soluciones aparentemente ilógicas que buscan la solución rápida del problema. Su clave es que para resolver un problema sólo hay que entender cómo funciona, manteniendo el presente del individuo, sin necesidad de buscar la causa en el pasado. La novedosa técnica mantiene que los intentos arbitrarios de solución puestos en práctica por el paciente o sus familiares, son por lo general los que mantienen el problema o generan nuevos problemas.

Acerca de

EME