Dieta paleolítica: moda u ortorexia? » Dermasthetic

Dieta paleolítica: moda u ortorexia?

Foodies, gourmets, macrobió ticos, veganos, seguidores de la raw food (carne cruda), vegetarianos, carní voros o flexitarianos. La lista sigue a medida que se van popularizando diferentes movimientos dietarios.

Y si bien algunos hablan de ortorexia , o la obsesió n por comer comida considerada saludable , lo interesante del abanico social que genera lan elecció n del tipo de alimentació n es conocer bajo fundamentos. Porque aunque tras estas cuestiones siempre subyace el fantasma de la moda y, con ella, el inexorable menosprecio -incluso la agresió n disfrazada de polé mica-, lo que sucede es lo contrario de la homogeneizació n: có mo nos alimentamos nos define, nos individualiza y reafirman el sensació n de saber quié nes somos por otra parte qué queremos.

En tiempos donde las cocineros trabajan como dando un show, que se han convertido en verdaderas celebridades, no es extrañ o que los temas relacionados con la comida generen tanta atenció n e interé s. Huertas, productos orgá nicos, restaurantes a puertas cerradas, best sellers alimentarios, veda fariná cea, mé todos de desintoxicació n, feria de alimentos, los booms que corren apareciendo son muchos.

¿ El ú ltimo para los argentinos? La paleoalimentació n o la vuelta al maneran en que se alimentaban los caverní colas allá por la era paleolí tica .

Los conversos

“Como seres humanos, nos hemos pasado la mayor parte de nuestro tiempo adaptá ndonos a la comida que comimos antes que la revolució n agrí cola: alimentos de procedencia animal, vegetales silvestres, frutas de temporada, junto respetuosamente cantidades limitadas de frutos secos y semillas. De nosotros cuerpos está n diseñ ados para consumir estos alimentos, pero esto no es lo que nuestras dietas reflejan hoy. Lo paleo se basa sobre la idea de que esta falta de coincidencian entre nuestros cuerpos y nuestra dieta podrí a ser la razó n de los problemas sobre salud modernos, como la diabetes, la obesidad por otra parte las enfermedades del corazó n”, se lee cual manifiesto en el home del portal paleoleap. com cortésmente el tí tulo ¿ Qué es la dieta paleo?

Lucas Llach , conocido economista, profesor en la Universidad Torcuato Di Tella y autor del blog de La Nacion La Ciencia Maldita , se ha convertido en quizá la voz má s autorizada del paleo local. Porque é l mismo se pasó an este tipo de alimentació n, creó esta es una categorí an en su blog, All Things Paleo , para referirse al tema y incluso abrió Como Sapiens, un restaurante porteñ o en comparación an ofrece un menú 100% paleolí tico, junto a la socia, la chef Cecilia Pinedo.

“Nuestro cuerpo (como el cuerpo de todas las especies) se fue adaptando a la comida que estaba a su alcance; en nuestro caso, carne, pescado, frutas, verduras -publicó en 2013 Llach en su blog-. Por millones de añ os de selecció n genuino, los cuerpos que sobrevivieron fueron aquellos que beneficioso funcionaban con ese combo de alimentos. Hace enormemente poco (8 o 10. 000 añ os) se inventó la agricultura y se domesticaron animales. Podí amos sobrevivir con cereales y leche, pero existe una alimentació n bastante diferente a lan en comparación a nuestro cuerpo está preparado para recibir. Y arriba 8000 añ os no cambia tanto, tanto, el genoma de una especie: son escasamente 250 generaciones . ”

Y de eso se trata un poco el modo paleo: no harinas ni lá cteos, granos o azú car; sí carnes de todo tipo, frutas por otra parte verduras.

Quienes se han convencido de sus beneficios, entre los que se logran contar varias celebridades tendientes a sumarse a todo tendencia alimentaria que aparezca, como Jessica Biel, Mega Fox, Miley Cyrus, Matthew McConaughey, Gwyneth Paltrow, enumeran: descenso de peso, disminució n sobre las alergias, equilibrio de lan energí a, dermis clara y mejores dientes, estabilizació n de las niveles de azú car, mejoras en el sueñ o, menos probabilidades de contraer enfermedades autoinmunes, etcé tera.

“Poco a poco dejé los alimentos procesados y tiempo despué s descubrí la alimentació n paleolí tican en un viaje de trabajo a Nueva York -relata Jimena Ramí rez en su Web, crossfitter de competició n y creadora de Paladar Paleo , una empresa de servicios sobre coaching y productos paleo-. Si bien en ese instante me pareció una locura lo que proponí a, investigué mucho al respecto y me pareció razonable, pero creí a que no iba a sobrevivir sin mi amado pan, quesos, mermeladas, etc. Unas meses despué s comencé CrossFit y entonces decidí probar la dieta paleo . Egocentrismo ya no consumí an azú car, harinas refinadas ni alimentos procesados desde hací a mucho período, por lo tanto no esperaba varios cambios. Sin embargo, mi inmunidad dio un vuelco de 180 grados. Ya nadie me sentí a fatigada todo el dí a, los dolores ocasionales desaparecieron, adió s molestias estomacales, comencé a perder peso y ganar masa muscular; me resultaba muy fá cil levantarme temprano, aunque jamá s fui una persona madrugadora; resistí an el la tercera técnica mucho mejor y mi fuerza aumentó en algo tiempo. En 27 añ os jamá s pude tener un estó mago plano o mú sculos má s marcados, hasta que comencé este estilo de vida. Y ademá s no me bajada ningú n esfuerzo hacerlo, só lo es esta es una consecuencia favorable de comer como se supone en comparación a comamos, y sin pasar hambre. Sin embargo, mi finalidad tambié n cambió, no era ya ser delgada, sino ser saludable y tener una buena condició n atlé tica. Lo má s importante: soy mucho má s feliz. ”

La polé mica

Como ocurre con ciertos veganos , que suelen generar incomprensió n por otra parte controversian en quienes tienen una dieta sin extravagancias, la paleo es esta es una mirada no menos provocadora y hasta polé mica para los profesionales de la salud , formados en su mayorí an en la repercusión de los lá cteos y los hidratos, encima de dosis recomendadas, por supuesto.

Pero pese a todo, quienes sostienen que los caverní colas se alimentaban má s saludablemente tienen sus fundamentos.

Como Llach , quien publicó en su blog: “Se compararon los esqueletos indí genas en cementerios de Ohio antes y despué s de la llegada del maí z, por otra parte el resultado es terrible: menores estaturas (indicando pésimo alimentació n) y un promedio de siete caries en lugar de media tras la adopció n de la agricultura”.

Cada uno sabrá qué comer, segú n sus gustos, su anatomía, sus posibilidades y hasta su verdad. Las potencial está n, todas, al alcance de la mano. Es cuestió n de elegir.

Orí genes de la dieta paleolí tica

El gastroenteró logo Walter L. Voegtlin fue primero de los primeros en sugerir que una dieta similar a la de la era Paleolí tica mejorarí a la salud de una persona.

Dieta Paleolitica Encima de 1975 publicó un libro en donde sostení an en comparación a los seres humanos son animales carní voros por otra parte que la ancestral dieta del Paleolí tico era la de los carní voros, compuesta principalmente por las grasientas y proteí nas , tan só lo cortésmente pequeñ as cantidades de hidratos de carbonos. Bajo recetas dieté ticas se basaron en tratamientos mé dicos ideados por é l mismo sobre las diversos problemas digestivos.

En 1985, S. Boyd Eaton y Melvin Konner , ambos de la Universidad de Emory, publicaron un documento clave sobre la nutrició n de las humanos en el Paleolí tico en el New England Journal Of Medicine , lo que permitió el reconocimiento mé dico general de la dieta.

Tres añ os má s tarde, S. Boyd Eaton, Marjorie Shostak por otra parte Melvin Konner publicaron un libro sobre este mé todo nutricional que se basaba arriba tomar las mismas cantidades de nutrientes (grasas, proteí nas e hidratos de carbono, así como vitaminas y minerales) que se presentaban en la dieta de los humanos de finales del Paleolí tico y no en exclusió n de los productos alimenticios que no existí an antes del desarrollo sobre la agricultura.

En el añ o 1989 estos autores publicaron un segundo libro sobre el nutrició n del Paleolí tico.

Fuente: La Nació n

Acerca de

    Dermasthetic