Dermatología en pacientes con piel negra

Un grupo de dermató logos españ oles y africanos publicó el primer atlas sobre “ Dermatologí an en pacientes con dermis negra” , presentado en Madrid, Españ a. El obra, que ha contado con la colaboració n de Grupo Ferrer , está compuesta por fotografí as y explicaciones textuales de las diferentes patologí as, y pretende ser una asistencian en la asistencia dermatoló gica diaria de estos pacientes.

Los autores sostienen que los expertos en Dermatologí a tení an problemas para documentarse sobre las diferentes patologí as cutá neas asociadas a la piel negra, por lo que existí an una dificultad a la hora de establecer el diagnó stico clí nico. Partiendo de esta realidad y del aumento del nú mero de consultas de pacientes es que surgió esta publicació n.

Y es que, como explican el jefe sobre Servicio de Dermatologí a del Hospital Universitario San Cecilio de Granada y uno de los coordinadores del atlas, Ramó n Naranjo Sintes , “la piel negra presentan unas caracterí sticas estructurales y funcionales diferentes an otros tipos sobre piel”.

Estas diferencias se traducen sobre “diferentes manifestaciones clí nicas”, que dificultan el diagnó stico y el abordaje de estos pacientes. Así, por ejemplo, una piel negra “nunca presentará un eritema de color rojo” y el grosor de el lesió n “es má s elevado en el piel negra que en la blanca”, detalla Naranjo .

El color sobre la piel influye de forma significativan en el morfologí a de las lesiones dermatoló gicas por otra parte en el color, por ejemplo, el rojo del eritema encima de la piel negra es un poco azulado y a veces parduzco y las diferencias en el grosor sobre la epidermis pueden producir un aspecto má s hiperató sico. Ademá s, adquieren patrones, como la anular o el folicular, que son menos frecuentes en la piel blanca.

En las pacientes de piel negra tambié n se modifica y amplí an el espectro de enfermedades dermatoló gicas. Así, por ejemplo, existen tipos especiales de alopecia, formas má s severas de acné, trastornos frecuentes en la cicatrizació n de heridas y alteraciones de la pigmentació n que precisan de un diagnó stico y un tratamiento adecuados.

El libro esta compuesto por tres bloques. “El primero aborda las caracterí sticas estructurales y funcionales de la piel negra, mientras que el siguiente hace referencia an aqué llas dermatosis que, por su configuració n y frecuencia podrí an ser de interé s no só lo para la dermató logo, sino para cualquier otro profesional sanitario”, explica Naranjo .

Por su parte, el tercer apartado recoge los procesos infecciosas “de importancia vital”, tanto por ser autó ctonos como aquellos que pueden adquirir los viajeros, como la ú lcera de Buruli y las dermatosis parasitosas sin olvidar la lepra, que si bien está “en franco retroceso” en Españ a se siguen diagnosticando pacientes de Á frica y Latinoamé rica.

Segú n Alfonso Villalonga , Presidente de African Medical And Research , “ las patologí as son las mismas, lo que hay que conocer son los signos que son diferentes. En el caso determinado de la dermatitis ató pica, aunque tambié n se manifiesta con prurito en la cara, arriba especial en las mejillas con distribució n centrí fuga, en la raza negra es caracterí stica la palidez perioral y es posible observar una leve descamació n blanquecina que informa de la presencia del eczema. Cuando este cuadro progresa y se generaliza puede aparecer una forma eritrodé rmica, un proceso que debe ser abordado desde un perspectiva multidisciplinario”.

Otra de las dolencias que se citan en el libro es el melanoma , que tambié n puede surgir en personas de piel negra.

Segú n explica Thierno Dieng , especialista del Servicio de Dermatologí a del Corazón Hospitalario Universitario Aristide le Dantec, de Dakar, sobre Senegal: “ los melanomas no son frecuentes sobre la raza negra pero sí má s agresivos. Los pocos casos no se limitan a las zonas expuestas al sol, sino que suelen surgir tumores nodulares en la planta del pie”.
Durante los ú ltimos añ os, las movimientos migratorios han contribuido a que má s del 10 por ciento de la població n de Españ a sea inmigrante y, en esta es una proporció n muy significativa, tenga orí genes nadie caucá sicos. “Los dermató logos no hemos sido entrenados para su atenció n adecuada. La dermatologí a clá sica ha sido escrita por dermató logos blancos y se han olvidado las caracterí sticas de la piel pigmentada”, reconoce Gemma Martí n Ezquerra , otra coordinadora del atlas y mé dico adjunto del Servicio sobre Dermatologí a del Hospital del Mar de Barcelona.

Má s informació n:

> Hospital Universitario San Cecilio de Granada
> African Medical And Research