Breve historia mundial de la nutrición científica

¿ Cuá ndo comienza la nutrició n como ciencia?

Podrí amos decir que, como ciencia, la nutrició n comienza con Antoine-Laurent Lavoisier (1743-1794), padre de la quí mica moderna, quien dio forma a la novedad teorí a de la combustió n , mostrando el papel fundamental del oxí geno (capaz de “ oxidar” ), dando por tierra con la teorí a del flogisto y demostrando la similitud entre respiració n y oxidació n.

La teorí a del flogisto , sustancia hipoté tica que representa la inflamabilidad, es una teorí a cientí fica obsoleta segú n la cual toda sustancia susceptible de sufrir combustió n contiene flogisto, y el proceso de combustió n consiste bá sicamente en la cadencia de dicha sustancia. Fue postulada por primera vez en 1667 pasa alquimista y fí sico alemá n Johann Becher (1635-1682) para explicar la proceso quí mico de la combustió n.

En 1750 se identifican los inicios sobre los cambios en la alimentació n mundial por los estudios cientí ficos sobre energí a y proteí nas .

Dentro del siglo XIX desde Francia an Alemania, se pergeñ an los principios fundamentales del concepto energé tico de la nutrició n .

En 1807 aparecen las primeras noticias sobre latas de conserva de alimentos y en 1860 se presenta la vanguardia cocina de hierro que modifica la cocció n.

En 1877, se tienen noticias sobre la primer dietista norteamericana, pero es en 1899 en que se define el “ perfil de la dietista” por parte del doctor Wilbur Olin Atwater, considerado el padre de la ciencia de nutrició n americana.

El doctor Atwater quedaba tan profundamente interesado en la investigació n cientí fica nutricional como en la conciencia social de las estragos que causa la desnutrició n.

En 1927, en Ohio, se crea la American Dietetic Association , marcando el comienzo del estudio de la dieté tica y el nutrició n en Norteamé rica y Europa.

Las vitaminas

CASIMIR FUNK Durante las primeras dé cadas del Siglo XX , las ciencias sobre la nutrició n a nivel mundial pusieron la centro de interé s en aquellas sustancias en comparación a hoy se conocen como vitaminas (“aminas para la vida”), té rmino acuñ ado en 1912 por el bioquí mico polaco Casimir Funk , quié n creyó en comparación a todas eran aminas , como el tiamina .

Sustancias aquellas que, siendo imprescindibles para la vida, al hallarse carentes en la alimentació n habitual producen dolencias por carencia con gran repercusió n clí nica conocida de antañ o, pero no así la etiologí a. Como ser, por ejemplo: raquitismo, pelagra, beri-beri, escorbuto, etc.

La Vanguardia Guerra Mundial (1914-1918) mostró tanto soldados como civiles alemanes afectados por deficiencia de tiamina o vitamina B1, la primera en ser identificada.

En 1922, Banting por otra parte Best aí slan la insulina , iniciando esta es una revolució n en el tratamiento de la diabetes mellitas.

Entre 1930 y 1940 se descubren nuevas vitaminas y comienza la prevenció n sobre las enfermedades por carencia con la fortificació n de alimentos .

El Segunda Guerra Mundial generó un problema de primera magnitud para la salud humana en la desnutrició n severa presente en las habitantes de los territorios que habí an sido ocupados por los nazis. Así, nació en 1944 la United Nations and Rehabilitation Administration (Naciones Unidas y Administració n de Rehabilitació n).

Entre 1945 y 1948 se crearon la Food and Agriculture Organization (FAO, Organizació n de Productos alimenticios y Agricultura), la United Children´ s Fund  (UNICEF, Fundació n de Naciones Unidas para los Niñ os), y la World Health Organization (WHO; Organizació n Mundial de la Salud).

Me incorpore estas organizaciones y con la experiencia europea se generaron misiones de apoyo a paí ses del Tercer Mundo en contra de las hambrunas.

La nutrició n en la Argentina

PEDRO ESCUDERO

Dentro de aquel contexto, la Repú blica Argentina ocupó un lugar relevante dentro del nacimiento de la nutrició n cientí fica , siendo su principal mentor el doctor Pedro Escudero , fundador y director del Instituto Nacional de la Nutrició n en 1928.

Nacido sobre Buenos Aires el 11 de agosto de 1877 y egresado de la Facultad de Ciencias Mé dicas con Medalla de Honor en 1902, Pedro Escudero fue Profesor Suplente de Clí nica Mé dica desde 1912 encima de la Tercera Cá tedra de Clí nica Mé dica del Hospital de Clí nicas, cargo en comparación a mantuvo hasta 1921 en que pasó a ser Profesor Titular en reemplazo del renunciante Luis Gü emes.

De la gran cantidad de mé dicos que formó en su Escuela Clí nica se destacan los doctores Landabure y Puchulu, quienes en su Cá tedra aplicaron por primera vez una inyecció n de insulina .

Escudero mantuvo su puesto hasta 1937, en que renuncia para hacerse cargo de la nueva Cá tedra de Nutrició n, como Profesor Fundador . Ademá s, fue Presidente de la Asociació n Mé dica Argentina en dos perí odos, desde 1919 hasta 1922, y Miembro Titular de la Academia Nacional de Medicina, en la banca que casualmente habí a dejado libre el Profesor Luis Gü emes, desde 1928.

Má s tarde fue designado Miembro de la Comisió n Constante para el Estudio de la Alimentació n del Hombre Enfermo, rama de la Asociació n Internacional de Hospitales , con asiento encima de Bruselas.

Creació n del Instituto Nacional de la Nutrició n

En 1927, Escudero , que ya habí a visitado instituciones dedicadas al tratamiento de diabetes y otras enfermedades metabó licas en Europa y Estados Unidos, recomienda el creació n del Instituto Municipal de Enfermedades sobre la Nutrició n.

Con sede dentro del Hospital Rawson de Humanos Aires y bajo su direcció n, es habilitado en 1928. Dado que el campo de test no se limitaba a las enfermedades, sino tambié n a la salud y a la prevenció n, posteriormente se quitó el té rmino “Enfermedades” sobre su denominació n, quedando definitivamente como Instituto Nacional de la Nutrició n .

En 1935 se independiza del á mbito hospitalario y se traslada a predios compartidos respetuosamente el Instituto Pasteur, en el Parque del Centenario sobre la Ciudad de Buenos Aires.

Fundamentalmente, las acciones del Instituto Nacional de la Nutrició n se desarrollaban en tres á reas:

1) Investigació n: bioló gica, econó mica, psicoló gica y sociocultural relacionado con alimentació n y nutrició n. Se estudiaban:

– Los alimentos: su composició n quí mica.

– Los requerimientos nutricionales.

– La alimentació n: en manera de hojas de balance.

– El patologí a de la nutrició n: carencias, desnutrició n, obesidad, ateroesclerosis, diabetes.
 
2) Docencia:

– Capacitació n cientí fica té cnica de profesionales especializados en Nutrició n.

– Educació n nutricional al pú blico.

– Documentació n: con bibliografí a nacional y extranjera.
 
3) Informació n y asesoramiento de instituciones pú blicas y privadas en aspectos relacionados con nutrició n.

Para explicar el espí ritu del Instituto Nacional de la Nutrició n, qué mejor que en palabras de su creador, el doctor Pedro Escudero .

DR. PEDRO ESCUDERO “La base de la conservació n del ser viviente es la nutrició n; vida, vigor, reproducció n espiritual y moral, dependen de ella. Por eso el Instituto se denomina de la Nutrició n y comprende solidariamente el estudio de el vida del hombre como entidad fí sica por otra parte moral y el estudio de la sociedad sobre la sociedad que constituye.

“El Instituto Nacional de la Nutrició n no existe aisladamente un hospital, aunque cura enfermos. Ni un laboratorio bioló gico aunque analiza la vida. Ni un centro de estudios sociales aunque investiga el sociedad. Ni una oficina de asistencia social si bien ayuda a los necesitados. Es todo ello ligado, pero la investigació n es su centro, la fin, su todo.

“Por todo esto es sustancialmente un instrumento de gobierno, el consejero de la polí tica social, el compá s de la asistencia social… “.

Fuente: SAN Sociedad Argentina de Nutrició n