Afganistán: de la cirugía de guerra a la estética » Dermasthetic

Afganistán: de la cirugía de guerra a la estética

Inmerso en la pobreza y todaví a padeciendo las efectos de má s de diez añ os de guerra, Afganistá n vive un momento de auge en un sector sorprendente: las cirugí as plá sticas .

Existe una creciente demanda de cirugí as esté ticas en el paí s, en contraste con una situació n muy diferente a diez añ os atrá s, cuando estos procedimientos eran utilizados principalmente para tratar lesiones sufridas durante las conflictos armados.

Fue precisamente el escenario de la guerra lo que le dio a los mé dicos las destrezas requeridas para a su desarrollo de esta especialidad.

Acostumbrados a lidiar con cirugí as de reconstrucció n de la piel en ví ctimas de quemaduras y otros traumas, consecuentemente las cirujanos plá sticos adaptaron sus té cnicas a la nueva realidad.

Y el mundo no ha dejado de crecer. Las cirugí as esté ticas se han vuelto especialmente populares me inscriba las generaciones má s jó venes de afganos.

Como de Bollywood

Hay avisos publicitarios con imá genes de “antes y despué s” desperdigados por diferentes zonas de la capital, Kabul, y el mayorí a de los mé dicos han sido formados en Irá n y Pakistá n .

Entre las operaciones má s frecuentemente solicitadas por las mujeres está n los estiramientos faciales, las alteraciones de nariz por otra parte las liposucciones, ademá s de la eliminació n de los vellos no deseados.

Dentro del caso de los caballeros, los procedimientos má s buscados son los tatuajes de cejas y las trasplantes de cabello.

Frecuentemente, las má s jó venes -hombres y mujeres- tienden a solicitar un estilo basado buscar en fotografí as de las estrellas de Bollywood , la industria cinematográ fica india.

Resultados

Dr. Najib

Najibullah Najib
es un cirujano establecido en Kabul que trabaja en el sector esté tico. Por lo general atiende a 2 o tres pacientes por dí a.

El doctor afinó sus destrezas en el oficio tratando a las ví ctimas de la guerra por má s de 20 añ os.
“Muchas chicas quieren sus cejas con el novel estilo chino o quieren operar sus pá rpados. A veces quieren una nariz má s estrecha y má s alta”, explica Najib.

Sheba, un ama de casa de 40 añ os, es la tí pica paciente de Najib. Ella ya se ha hecho tres operaciones.

“Primero me removí grasa de mi baúl, luego removí las bolsas debajo de mis ojos y rehice la forma de mis cejas”, afirma.

“Yo sufrí a viendo las arrugas cuando me reí a. Ahora, algunos amigos dicen que luzco 14 añ os má s adolescente. Adoro mi cuerpo y mi ropa me tiene mucho mejor”.

Otra clienta, Sahar, pasó por una operació n de nariz.   “Ahora es má s estrecha y má s alta. No me esperaba este cambio. Cuando me quitaron las vendas, me quedé sorprendida: habí a quedado mucho mejor de lo que esperaba”.

Los clientes del extranjero

El é xito del la especialidad en Afganistá n y su bajo costo en comparació n con otros paí ses ha atraí do a clientes del extranjero.

Una cirugí a de nariz, por ejemplo, puede costar entre US$ 300 y US$ 600. En los paí ses occidentales, el costo puede ser hasta diez veces mayor.

Pero, con el aumento de la demanda, ha crecido tambié n el nú mero sobre crí ticas.

Shafi, por ejemplo, es un paciente insatisfecho con tratamiento que recibió y respetuosamente los desagradables efectos colaterales.

“Los mé dicos lustraron mi cabeza con algú n lubricante e implantaron cabello artificial, luego lo unieron cortésmente mi propio cabello”, recuerda.

“Despué s de un par de horas, tuve un robusto dolor de cabeza y mis ojos comenzaron an arder. Me di cuenta de que eran las efectos colaterales del procedimiento de implante. Pero después removí el cabello y mi cuero cabelludo habí a perdido completamente su color”, dice.

Para Abdul Ghafar Ghayoor , un cirujano plá stico en un hospital de Pakistá n, algunos de sus colegas afganos carecen de la experiencia necesaria si pretende llevar a cabo cirugí as altamente té cnicas.

“He visto muchos mé dicos de Afganistá n que trabajaron por menos de un añ o en Irá n, Pakistá n, India o Rusia. Esa es la razó n por la cual su trabajo usualmente no es perfecto”.

Fuente: BBC Mundo

Acerca de

Dermasthetic