ABCDE: el alfabeto del melanoma » Dermasthetic

ABCDE: el alfabeto del melanoma

Por Dermasthetic / 3 noviembre, 2015

La melanoman es la forma de cá ncer sobre piel má s peligrosa. En fase avanzada, es fácilmente unan enfermedad grave; si se extiende a las ó rganos internos, puede poner en peligro el vida.

Afortunadamente, el melanoma raras veces ataca sin avisar. Hay que estar alerta porque sin duda se detecta pronto, casi siempre tiene cura.

Los lunares, las manchas marrones y las crecimientos de la piel suelen ser benignos, si bien no siempre lo son.

Si alguno tiene má s de 100 lunares corre un má ximo riesgo de sufrir melanoma. Los principales signos pueden aparecer en uno o má s de estos lunares.

Por ello es tan importante conocer muy bien nuestra propia piel. Para ello, es conveniente examinar la dermis de todo el cuerpo una vez al regla y que un doctor realice un chequeo mé dico una vez al añ o.

La herencia juega un papel tan importante dentro del melanoma que se ha acuñ ado el té rmino “ melanoma familiar” . La riesgo es mayor si un pariente pró ximo (madre, padre, hermano o hijo) padece melanoma.

No obstante, a menudo el melanoma se halla provocado por una exposició n intensa e intermitente a los rayos del sol, que puede alcanzar a provocarnos quemaduras.

¿ Por qué se ha triplicado el nú mero de casos durante los ú ltimos 20 añ os? Actualmente realizamos má s actividades al aire libre en comparación an en el pasado y llevamos menos ropa. Y lo que es peor, má s de un milló n de norteamericanos visitan salas de bronceado todo dí a, y los rayos ultravioleta A por otra parte B que emiten son extremadamente perjudiciales.

El alfabeto del melanoma

Las primeras cinco letras del alfabeto, ABCDE, son una guí a que nos avisa de las primeras señ ales del melanoma.

Apré ndase estas señ ales y, sin duda detectan alguna, acuda a su doctor de rápido. Estas señ ales no confirman la presencia sobre melanoma, só lo indican que debe estar alerta.

Las siguientes fotografí as comparan lunares benignos con lunares malignos, segú n el alfabeto del melanoma.

A: Asimetrí a

MELANOMA

A diferencia del melanoma, este lunar benigno es simé trico. Si dibujamos una lí nean en el corazón, los dos lados coinciden.

Si dibujamos una lí nea sobre este lunar, las 2 mitades no coinciden, lo cual quiere decir en comparación a son asimé tricas, una señ al de alarma para el melanoma.

B: Borde

MELANOMA

Un lunar benigno presenta bordes iguales y regulares, a diferencia del melanoma.

Los bordes sobre un melanoma precoz suelen no ser iguales. Las extremos pueden estar ondulados o ser irregulares.

C: Color

MELANOMA

La mayorí a de lunares benignos suelen ser de un ú nico tono, en concreto, de una ú nica tonalidad sobre marró n.

Muchos colores distintos existe tambié n otra señ al de alerta. Consigue haber distintas tonalidades de marró n, color tostado o negro. Un melanoma tambié n puede ser sobre color rojo, blanco y azul.

D: Diá metro

MELANOMA

Los lunares benignos suelen tener un diá metro má s pequeñ o que las malignos.

Los melanomas suelen tener un diá metro má s grande que la goma de un lá piz (1/4 pulgada o seis mm) aunque, cuando se detectan por primera ocasión, suelen ser má s pequeñ os.

E: Evolució n

MELANOMA

Los lunares benignos comunes permanecen invariables con el paso del tiempo. Permanezcan alerta si un lunar empieza a cambiar o evolucionar de una u otra forma.

Sin duda un lunar evoluciona o cambia, debe acudir a su mé dico. Cualquier cambio en el tamañ o, forma, color, elevació n o cualquier otro rasgo, así como cualquier sí ntoma nuevo como hemorragias, picor o costras es indicativo de peligro.

Tratamientos

MELANOMA

La cirugí an es la ví a principal de tratamiento de los melanomas. Respetuosamente ayuda de un bisturí, el doctor retira cualquier el crecimiento y un margen de seguridad aproximadamente la piel circundante. El crecimiento se enví an al laboratorio para verificar que todas las cé lulas cancerosas han sido retiradas.

Sobre ocasiones, las cé lulas del melanoma viajan incluso los ganglios linfá ticos locales, las glá ndulas que liberan fluidos del sistema inmunoló gico dentro del torrente sanguí neo. Estos ganglios podrí an, tambié n, ser retirados para evitar que enví en má s cé lulas del melanoma an otras partes del cuerpo.

En cá nceres en fase avanzada se utiliza quimioterapia, radioterapia e inmunoterapia (fá rmacos estimulantes del sistema inmunoló gico).

Estos tratamientos son capaces de frenar el avance sobre lan enfermedad y alargar la vida, aunque las melanomas en fase terminal son difí ciles sobre frenar por completo.

Reconocer las principales señ ales de alarman es la clave para defender vidas.

Có mo mermar el riesgo

Aunque nadie podemos cambiar rasgos heredados, sí podemos protegernos del sol ponié ndonos ropa, incluso un sombrero sobre ala ancha y gafas de sol anti-rayos UV, así como una crema solar con un SPF igual o superior a 15 (igual o superior a 30 para una exposició n intensa o de muchas horas al aire libre). Buscar el sombra, sobre todo, entre las 10 am y las 4 pm.

El 50% de la mayoría de los pacientes con melanoma presentan lunares atí picos que tienen un aspecto raro (nevos displá sicos).

Há gase, siempre un chequeo mé dico si hay casos de melanoman en la familia, si presenta lunares atí picos o posee antecedentes de melanoma.

Los niñ os de familias con antecedentes de melanomas deben acudir al doctor a partir de los 10 añ os sobre edad.

MELANOMA

El prevenció n

Aunque las cá nceres de piel, incluyendo los melanomas, logran curarse, si se descubren y tratan precozmente, tambié n es muy posible  evitarlos desde un alba.

A continuació n presentamos algunas prá cticas de seguridad muy ú tiles:

– Buscar la sombra, sobre todo, entre las diez AM y 4 PM.

– Librarse las quemaduras de sol.

– Librarse el bronceado y las camas de bronceado UV.

– Cubrirse con ropa, incluido un sombrero de ala ancha y gafas de la gracia de dios anti-rayos UV.

– Aplicarse, cada dí a, crema solar de amplio espectro (UVA/UVB) cortésmente un factor de protecció n (SPF) igual o superior a 15. Para pasar varias horas realizando actividades al aire libre, utilizar una crema solar de amplio espectro resistente al agua con un SPF igual o superior a 30.

– Aplicar 1 onza / 28 gramos (2 cucharadas) de crema solar por todo el anatomía 30 minutos antes de salir. Volver an aplicar cualquier dos horas, despué s de nadar o sudar con profusió n.

– Mantener a los recié n nacidos alejados del sol. Las cremas solares solo pueden aplicarse a niñ os de má s de 6 meses de vida.

– Realizar, cada mes, un autochequeo de nuestra piel, de la cabeza a las pies.

– Acudir al doctor cualquier añ os para que realice un chequeo mé dico profesional del estado de nuestra piel.

The Skin Cancer Foundation .   Revisores Mé dicos:   Robert J. Friedman, MD | Darrell S. Rigel, MD | Alfred W. Kopf, MD | David Polsky, MD, PhD.   Revisores Mé dicos de la Traducció n:   Maria Aluma, MD | Natalia Jaimes, MD | Maritza Perez, MD.

Má s info:

The Skin Cancer Foundation

Fuente: The Skin Cancer Foundation

Acerca de

    Dermasthetic